Oscars 2019: han caído muy repartidos

Pues otro año más ya tenemos los resultados de los Premios de la Academia de Hollywood, más conocidos como los Oscars. Ha sido una de las galas más cortas de su historia, en buena parte porque por primera vez en treinta años no ha contado con un presentador o presentadora. Parece que nadie quiere presentar esta m*****, y casi que mejor. Si no puedes hacer una buena gala, por lo menos hazla corta.

En cuanto a los premios, que es de lo que se trata, han caído muy repartidos, como el Gordo de Navidad. Ha habido estatuilla para casi todos, para que todo el mundo se quede contento.

Respecto a la ganadora del Oscar a la mejor película, Green Book, tengo que reconocer que no la he visto aún. Con ella la Academia cumple con su compromiso de premiar una película sobre temas raciales, así evitan las recurrentes críticas sobre su presunto racismo.

La verdad es que visto el nivel de las candidatas daba un poco igual quien ganase, así que esta Green Book puede ser una opción tan buena como cualquier otra. Ahora bien, que Peter Farrelly, el director de la que es supuestamente la mejor película del año, ni siquiera estuviera nominado en la categoría de mejor director es, como mínimo, sospechoso. ¿Cómo se hace la mejor película sin estar entre el grupo de los mejores directores? ¿Es que la película se ha hecho sola?

La gran perdedora de la noche ha sido La Favorita de Yorgos Lanthimos. Con diez nominaciones, solo se ha llevado Olivia Colman el premio a la mejor actriz principal. Muy merecido, por cierto. Una pena, porque de entre todas las nominadas, La Favorita era de las más decentes. Pero reconozcámoslo, que un director tan particular como Lanthimos se cuele en los Oscars ya es suficiente, no podíamos esperar más.

Muy bien parada ha salido Roma de Alfonso Cuarón. Se lleva el premio a la mejor película de habla no inglesa -que en este caso es casi a la mejor película-, al mejor director y a la mejor fotografía. Puedo estar de acuerdo con todos ellos, en especial viendo a sus competidoras. Pero sigo pensando que Roma es una película muy sobrevalorada y con mucho menos fuste del que le están otorgando.

Bohemian Rhapsody es la que se lleva más premios cuantitativamente. Un merecido premio a mejor actor principal para Rami Malek por su caracterización de Freddy Mercury, y los dos de sonido, cómo no. Pero, ¿mejor montaje? A ver, Bohemian Rhapsody es una película muy mala con un ritmo terriblemente flojo, lo que además es imperdonable tratándose de una película de rock. ¿Tan malas eran sus competidoras como para que le dieran el premio a esta? No, la verdad es que no. No tiene sentido que se premie a Bohemian Rhapsody en la categoría de mejor montaje.

En cuanto a las categorías de mejor actor y actriz de reparto, el premio para Mahershala Ali por Green Book y para Regina King por El blues de Beale Street. No puedo hablar porque no he visto estas películas. No discuto ninguno. Pero muy bien lo ha tenido que hacer Regina King para que este premio no se lo llevara Emma Stone, que estaba tremenda en La Favorita.

Por lo demás, como he dicho al principio, muy repartidos. Cada uno se ha llevado algo de lo suyo sin muchas sorpresas. Como el premio a mejor canción para “Shallow” de Lady Gaga en Ha Nacido una Estrella, o el premio a la mejor película de animación para la estupenda Spider-Man: Un nuevo universo.

No puedo terminar este repaso a la 91 edición de los premios Oscar sin hablar del bodrio de Black Panther. Por fortuna no se ha llevado el premio a la mejor película, categoría a la que tan soprendentemente estaba nominada. Pero sí que se ha llevado un buen puñado de premios técnicos, como mejor diseño de producción y de vestuario.

Ahora bien, ¿mejor banda sonora? Pero si es una película de Marvel, las cuales se caracterizan por tener bandas sonoras conscientemente anodinas. La diferencia es que en Black Panther, al transcurrir en África, metieron algo de percusión y ritmos tribales. ¿Eso es suficiente para ser la mejor banda sonora? Madre mía, sí que ha bajado el nivel. ¿Os acordáis de esas bandas sonoras que nos ponían los pelos de punta?

Lo que sí que es es una bofetada a El Regreso de Mary Poppins, una película muy bien realizada, pero con una banda sonora sin la magia de la original, y eso para una película como esta es imperdonable.

En fin, la gala ha contentado a todo el mundo y, por lo que parece, no se ha hecho muy larga. Además, no se han equivocado con el nombre de la ganadora. Todo ello la convierte, irónicamente, en una de las mejores galas de los últimos años.

Lo mejor: la actuación de Queen al principio. Corta pero intensa. No os la perdáis, porque ver a Brian May tocar la guitarra siempre mola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box