Por qué Bohemian Rhapsody es un bodrio

En la pasada ceremonia de los Oscars, Bohemian Rhapsody fue la película que más galardones se llevó -en cantidad, que no en calidad-. En total cuatro estatuillas: mejor actor, mejor montaje, mejor sonido y mejor efectos sonoros.

Como todo el mundo sabe Bohemian Rhapsody es el biopic sobre la banda de rock Queen y, más concretamente, sobre la figura de Freddy Mercury. La película, dirigida por Bryan Singer, abarca desde los inicios de la banda, cuando Freddy se incorpora a Queen, hasta su mítica actuación en el concierto Live Aid de 1985 organizado por Bob Geldof.

El film ha sido un gran éxito, no solo por los Oscars que ha conseguido, sino por su taquilla y la buenísima acogida que ha tenido entre el público. De hecho, en el momento de escribir este post, en la web de cine FilmAffinity cuenta con una puntuación media de 7’5. Una valoración muy alta y nada desdeñable.

Pero lo cierto es que Bohemian Rhapsody es una película bastante mala, con algún punto a favor, pero más bien pocos.

Cualquier fan de Queen sabe la cantidad de errores, inexactitudes y anacronismos que contiene la película. Para ser de género biográfico, los hechos están tan alterados que solo sirve para dar una imagen falseada y mitificada de la historia real.

Aunque para mí eso es lo menos importante. Al fin y al cabo no se trata de un documental, sino de ficción. Si cambiar los hechos es necesario para construir un relato dinámico que funcione cinematográficamente, pues bienvenido sea.

El caso es que Bohemian Rhapsody no es nada de eso. Tiene un profundo problema de ritmo que hace que la cinta avance lenta y a trompicones. A mí se me hizo especialmente larga, y a la mitad del metraje ya había perdido el interés en lo que me estaban contando.

Y ojo, que le han dado el Oscar al mejor montaje. Menuda broma, ¿eh? Creo que este año en los Oscars estaban de cachondeo. Ya se notó cuando nominaron a Black Panther en la categoría de mejor película. No llegaron tan lejos como para darle dicho premio, pero se ve que se reservaron el chiste para la categoría de mejor montaje.

Además, la historia carece de credibilidad. Me gusta mucho Queen, pero no soy un fan del tipo que se conoce todos los detalles de la biografía. Así que cuando vi la película no podía juzgar si los detalles eran ciertos o si ocurrieron tal y como los estaban narrando.

Pero lo que sí sé es que en ningún momento me creí la historia del grupo que me estaban contado. La relación entre ellos, cómo se conocieron, cómo creaban las canciones…, nada tiene la más mínima verosimilitud. Luego basta con bucear un poco en Internet para verificar este punto.

Bohemian Rhapsody se sostiene por la música. Es un greatest hits de Queen, algo que siempre funciona, que apela a la nostalgia y al trágico destino de su protagonista. Al cual mitifica y edulcora, solo dejando ver la punta del iceberg del tipo de vida que llevaba Freddy Mercury.

El otro punto fuerte de la película es la interpretación de Rami Malek. Malek es un gran actor al que conocemos de haber hecho también un excelente trabajo como protagonista de la horrible serie Mr. Robot. En Bohemian Rhapsody se mete por completo en la piel de Freddy Mercury, con una estupenda caracterización. ¿Es una interpretación de Oscar? Bueno, no. Pero por eliminación, dado el bajo nivel de este año, creo que es un justo ganador de la estatuilla.

Quiero mencionar también a Gwilym Lee y su magnífica caracterización como Brian May. De verdad que es clavado, y por momentos parece que estamos viendo al propio May en la película.

Bohemian Rhapsody es una floja película sobrevalorada por un público que se ha dejado llevar por la nostalgia y por la música. Y eso no es del todo malo. Mi recomendación: pasad de la película y poneos directamente la música de Queen.

Bohemian Rhapsody
5 Puntuación total
Pros
- La música
- La interpretación de Rami Malek
Contras
- La falta de ritmo
- La ausencia de rigor histórico
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Un comentario sobre “Por qué Bohemian Rhapsody es un bodrio

  • el febrero 28, 2019 a las 4:43 pm
    Permalink

    Siento discrepar, porque no es muy habitual, pero para mí, lo de «Bohemian Rhapsody es una película bastante mala» es ufff… totalmente discutible. Es evidente que no es una Obra Maestra, pero Rami Malek está soberbio y un servidor como fan de Queen… disfruté como un bellaco de las 2 horas de metraje.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box