Dolor y Gloria de Almodóvar, redención dentro y fuera de la pantalla

El pasado viernes Dolor y Gloria de Pedro Almodóvar fue seleccionada para ser la representante española en la carrera al Oscar de mejor película de habla no inglesa. Aprovecho la oportunidad para hacer la crítica que tenía pendiente desde que fue estrenada en marzo de este año.

Dolor y Gloria nos cuenta una etapa de la vida de Salvador Mallo (Antonio Banderas), un maduro director de cine en horas bajas tanto por problemas de salud como por las heridas abiertas por el paso del tiempo.

Almodóvar no se esconde: el protagonista es él mismo y la película es abiertamente autobiográfica. De este modo el director manchego filma su propia versión de Ocho y Medio (1963) de Fellini, La Noche Americana (1973) de Truffaut o Recuerdos (1980) de Woody Allen. Supongo que ciertos directores pueden permitirse hacer cosas así.

Que Dolor y Gloria sea autobiográfica no significa que tengamos que tomarnos al pie de la letra todo lo que nos cuenta el director y guionista. Su personaje, Salvador Mallo, se oculta firmando con un pseudónimo el guion en el que más se ha sincerado. Sin embargo Almodóvar hace lo propio mostrándose abiertamente, pero escondiendo lo real al mezclarlo con la ficción.

Pedro se ceba con crueldad con su personaje, traslandándole todas sus dolencias, heridas y debilidades y algunas más, para hacerlo más patético todavía. Y a través de esa travesía catártica por la que transcurre Mallo el director manchego va ajustando cuentas con su pasado y sus obsesiones: el amor perdido, los 80, el cine y, por supuesto, su madre.

La conclusión es que sale más que airoso de una empresa tan ambiciosa. Quizá sea porque esta es sin duda su película más personal y sincera, pero lo cierto es que Almodóvar acierta de pleno con el relato y la forma de narrarlo. Que el director tiene oficio está fuera de toda duda, sin embargo en mi opinión su extensa filmografía es bastante irregular y solo unas pocas películas suyas pueden considerarse «buenas». No me cabe duda de que Dolor y Gloria debe estar entre las primeras de la lista por méritos propios.

El otro gran acierto es sin duda la elección de Antonio Banderas para interpretar a Salvador Mallo, el alter ego de Pedro Almodóvar. No porque banderas sea un gran actor, sino porque en esta ocasión lo clava, se mimetiza con el personaje y a veces estás viendo al propio Almodóvar. En cierta manera me recuerda a esas películas de Woody Allen en el que el director neoyorquino colocaba a otros actores para que hicieran de él en pantalla. Quizá sea esta la mejor interpretación de Antonio Banderas en toda su carrera. Puede que la complicidad entre actor y director haya ayudado mucho a que el resultado sea tan redondo.

El resto del elenco mantiene el tipo bastante bien. Tanto Penélope Cruz, como Asier Etxeandia y Leonardo Sbaraglia hacen muy buenas interpretaciones, pero no resisten la comparación con la omnipresencia de Banderas. Quiero destacar también a los actores novatos Asier Flores y César Vicente. El primero hace de Mallo de niño y el segundo de un vecino de aquella época. Las escenas entre los dos son de lo mejor de la película.

Dolor y Gloria funciona porque, más allá de los hechos autobiográficos, trata de temas universales con los que cualquier persona de mediana edad puede identificarse en mayor o menor medida. Además está narrada con el pulso de un maestro en estado de gracia. Hay redención dentro y fuera de la pantalla.

No sé si se llevará el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, pero estoy seguro de que este año hay muchas posibilidades de que España esté entre la lista de nominadas. No como el año pasado que hicimos el ridículo presentando el bodrio de Campeones (2018) de Javier Fesser.

Dolor y Gloria es buen cine español, así que no os la perdáis.

PD: Me encantó el detalle del final -que no voy a desvelar, claro-, que me recordó mucho a cierto momento de Inland Empire de David Lynch.

Dolor y Gloria
7.3 Puntuación total
Pros
- Antonio Banderas
- La sinceridad del director
Contras
- Que pueda no interesarte una película de Almodóvar sobre Almodóvar
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box