Noche de Bodas, una mezcla de terror y comedia que funciona

Se acerca Halloween y estos días ya empiezan Estos a llegar a las salas ñas típicas películas de terror. Esta semana se ha estrenado Noche de Bodas (Ready or Not), una comedia negra de terror dirigida por la pareja formada por Tyler Gillett y Matt Bettinelli-Olpin y protagonizada por Samara Weaving.

La premisa parte de una chica que se casa con un millonario. Lo que no se espera es que para entrar a formar parte de su excéntrica familia tiene que pasar por un ritual que se convertirá en un angustioso juego de supervivencia.

Noche de Bodas es pues una mezcla de géneros bastante equilibrada y bien llevada. Por un lado cuenta con el thriller, el terror y, también algo de gore. Mientras que por otro siempre está presente un humor negro y macabro que resulta muy refrescante. La película fluye bien y resulta muy entretenida. Aunque también hay que aclarar que se trata de un entretenimiento menor. Ideal para verla en Halloween y comiendo palomitas -si tu estómago te lo permite-.

La idea de Noche de Bodas creo que es muy divertida y tiene mucho potencial. Sin embargo, su mayor problema es no haberse atrevido a explotarlo al máximo. Por desgracia se queda a medio camino. En resumen: le falta mala leche. Ya que empiezas por ese camino, es mejor llegar hasta el final, aunque el resultado no sea para todos los públicos. Estoy pensando en referentes como Arrástrame al Infierno (2009) de Sam Raimi, que es una película en la misma línea, pero con mucha más mala baba.

Lo mejor de Noche de Bodas es Samara Weaving, una actriz que hemos visto en papeles secundarios no muy relevantes en otras películas, y que aquí realiza una actuación muy decente que seguro impulsará bastante su carrera. También tenemos a Andie MacDowell en un papel de relleno. Por último, quiero destacar a Nicky Guadagni como la tía Helene. De hecho voy a rectificar: lo mejor de Noche de Bodas es la tía Helene.

A pesar de contar con un guion muy previsible, Noche de Bodas es una producción bastante decente y que funciona en lo que tiene que funcionar -que no es poco-: entretener y divertir. A veces menos es más. Si queréis pasar un rato en el cine sin demasiadas pretensiones esta puede ser una muy buena opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box