Crítica de Aves de Presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)

La última película sobre superhéroes o, en este caso, antiheroína que nos llega de DC es Aves de Presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn). Un título muy largo para lo que viene a ser la secuela, o más bien un spin off, de la horrenda Escuadrón Suicida.

Aves de Presa se centra en la histriónica Harley Quinn, la cual ha roto su relación sentimental con el Joker y tiene que aprender a enfrentarse a los bajos fondos de Gotham por sí misma. A partir de ahí las alocadas peripecias de nuestra protagonista se van sucediendo de forma ininterrumpida hasta el desenlace final.

Aves de Presa tiene dos tonos narrativos bien diferenciados. El primero el que presenta a Harley Quinn y sus andanzas sobreexplicándolo todo por medio de una omnipresente y cargante voz en off. Esta es la parte más aburrida y menos interesante de lejos de la película.

Lo digo siempre: la voz en off en el cine es un recurso que debería usarse con mucho cuidado, o directamente no hacerlo nunca. Ya que el medio cinematográfico es un medio visual, y lo que no sepas explicar con imágenes en el cine no deberías hacerlo con una explícita voz en off. Por desgracia vivimos tiempos en los que las productoras han perdido por completo la fe en la inteligencia de los espectadores y optan por darlo todo masticado de más.

Sin embargo, lo mejor de Aves de Presa es cuando se deja de explicaciones y voces en off y se vuelve gamberra. Cuando una película no tiene mucho que aportar, lo mejor es dejarse de circunloquios e ir al grano. En este caso el grano es la violencia, las peleas y el humor negro del que puede hacer gala y dar mucho de sí un personaje como Harley Quinn.

Aves de Presa viene con polémica. Hay quien la tilda de feminista porque es una película principalmente protagonizada por mujeres que se independizan de los hombres. Bueno, tal y como está históricamente el machismo en el cine una película como esta ya es un paso, desde luego. Pero más allá de eso no hay un discurso especialmente feminista. Sin embargo, la caverna de machirulos se ha lanzado a machacarla. En fin, creo que la película se puede criticar por méritos propios y no por cosas como estas.

Por supuesto lo mejor de Aves de Presa es Margot Robbie, una actriz en estado de gracia a la que acabamos de ver también esta misma semana en El Escándalo en un papel mucho más contenido. Aquí se desata en su interpretación más histriónica y la verdad es que lo hace genial. Si bien no tanto como para salvar la película, sí para que gracias a ella resulte por lo menos algo entretenida.

Por desgracia, cuando Margot no está en pantalla el resto de personajes resultan planos y aburridos, sin el menor interés. Incluido un Ewan McGregor que pasa sin pena ni gloria. O Mary Elizabeth Winstead, una actriz con posibilidades que ha trabajado en series como Fargo y que algunos conocimos en el papel de Ramona en Scott Pilgrim Contra el Mundo.

Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn) es una película bastante floja. Para pasar el rato y muy justito. Pero está bien que se hagan películas protagonizadas y dirigidas por mujeres. Y ver a Margot Robbie dándolo todo siempre está bien.

Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)
5.3 Puntuación total
Pros
- Margot Robbie
Contras
- La voz en off
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box