La segunda temporada de The Boys es más de lo mismo, y qué bien que sea así

Sin duda la serie del momento es The Boys. Con su segunda temporada, que acaba de concluir en Amazon Prime Video, esta serie está marcando un hito en lo que a la forma que tenemos de ver a los superhéroes. Y teniendo en cuenta que se trata de un tema tan trillado, es algo muy de agradecer.

The Boys es una serie basada en el cómic del mismo título creado por Garth Ennis y Darick Robertson, en la que se da una imagen muy oscura de este tipo de personajes. O muy realista, según se mire. La pregunta es: si de verdad existieran los «súpers», ¿serían estos tan rectos y honestos como lo es, por ejemplo, Superman? ¿O por el contrario acabarían abusando de sus desmedidos poderes como ocurre con El Patriota?

En esencia, esa es la clave de The Boys, que no es más que una brutal parodia de los superhéroes clásicos de los cómics. En especial de los de DC, ya que El Patriota es Superman, Reina Maeve es Wonder Woman, A-Tren es Flash, Profundo es Aquaman y Negro Oscuro es Batman.

En cuanto a lo que a la segunda temporada se refiere, nos encontramos con más de lo mismo. El elemento sorpresa de la primera temporada, con su desmesurada y explícita violencia, aquí se pierde por completo. Es obvio que esto tenía que ocurrir sí o sí. Pero algunos esperábamos una vuelta más de tuerca que llevase a la serie un paso más allá de locura. Si cabe.

Esto no ocurre en la segunda temporada de The Boys. Se trata de una continuación sin más de la primera por donde lo dejamos. Lo que no es para nada malo. Porque todos los puntos positivos y fascinantes de la primera temporada siguen ahí -podéis leer la crítica que hice en su día de ella aquí-.

La temporada incluye algún personaje nuevo, como en el caso de Stormfront, la cual, ¿no recuerda a Thor? Pero lo que más me gusta que es amplía los temas que aborda, incluyendo la homosexualidad, el racismo y el fascismo. Algo que, por desgracia, está cada día más de actualidad no solo en la sociedad norteamericana, sino también en la española. No quiero hacer spoilers, pero hacia el final hay una escena maravillosa que muestra de forma muy gráfica lo que hay que hacer con los nazis.

Por lo demás, al igual que en la primera temporada, en esta segunda continuamos con un excelente desarrollo de personajes, muy bien perfilados, y una historia que se desarrolla a muy buen ritmo, dejando al espectador siempre con ganas de más, de ver qué ocurre en el siguiente episodio.

Lo que nos lleva a valorar la cuestionable decisión de Amazon Prime Video de emitir la serie con un capítulo por semana, en vez de publicarla entera de golpe, como hacía hasta ahora. Con esta estrategia abandona el modelo de Netflix para, en mi opinión, retroceder al de la HBO.

El «vídeo bajo demanda» es precisamente eso: bajo demanda. El usuario ve los capítulos cuando le viene bien, y si quiere pegarse un maratón, pues lo hace. Lo contrario es volver a un sistema televisivo que ya no tiene sentido en las nuevas plataformas online, y que solo sirve para que el público no acabe de disfrutar del todo el visionado de la serie como debería.

Sea como sea, la segunda temporada ya está terminada, y si no la habéis empezado aún podéis hacerlo viéndola del tirón de principio a fin. Y os aseguro que no decepcionará a los fans de la serie, que os quedaréis con ganas de más. Al resto, si todavía no habéis visto The Boys, ¿a qué estáis esperando?

The Boys
6.8 Puntuación total
Pros
- La introducción de temas como la homosexualidad, el racismo o el fascismo
- Sigue tan loca como la primera temporada
Contras
- Se pierde el efecto de la novedad
- la decisión de Amazon de emitir los capítulos semanalmente
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box