La segunda temporada de Westworld decepciona (y me quedo corto)

Hoy en #SeriesQueHeVistoEsteVerano voy a hablar de la segunda temporada de Westworld, la exitosa serie de la HBO. El año pasado fue sin duda la novedad más potente de la cadena -quizá junto a El Cuento de la Criada-. Obtuvo un importante respaldo de crítica y público, aunque en mi crítica de entonces ya apunté a sus debilidades. ¿Esta segunda temporada la consolida como una de las series del momento o todo lo contrario?

Lo cierto es que empecé a ver la segunda temporada de Westworld con ganas, pero conforme avanzaban los capítulos -y no tuvieron que pasar muchos-, la decepción cada vez iba a más. Hacia el final terminar la temporada se convirtió más en una obligación y un suplicio que en otra cosa.

La primera temporada se basaba principalmente en el libro de Michael Crichton, y ahora queda claro que su interés partía del hecho de estar basada en una novela a la que le presumimos -no la he leído- cierta coherencia. Pero esta segunda temporada ya va por libre. Aquí el equipo de guionistas tiene que ir más allá de la obra original y crear a partir de ahí todo un mundo. Es obvio que fracasan estrepitosamente en la tarea.

Los elementos que podría tener de novedosos o interesantes en la primera temporada ahora quedan completamente desdibujados. Hasta los personajes van dando tumbos en un desarrollo sin sentido que hace que se vuelvan insoportables. Es una pena que personajes como Dolores (Evan Rachel Wood) que tanto nos gustaron, ahora queden tan desperdiciados.

Al flojísimo guion hay que añadirle los tremendos problemas de ritmo. Algo que por otra parte no debería extrañar a nadie. Trasladar a la pantalla un guion tan pobre no debe ser nada fácil. Ante la falta de ideas recurren al despiste y los saltos temporales para desconcertar al público y que piense que está viendo algo con mucha miga. Pero no. Son solo fuegos de artificio que no consiguen enmascarar la vacuidad de la propuesta.

En definitiva, esta segunda temporada de Westworld solo sirve para demostrar lo perdidos que están productores y guionistas para estirar la historia y exprimir el éxito de la primera temporada.

En la crítica que hice de la primera temporada, aunque de pasada, comparé Westworld con Mr. Robot. Entonces fue por motivos tangenciales, pero no pude estar más acertado -se ve que alguna lucecita se encendió en mi subconsciente-. Y es que ambas series tienen muchos elementos en común: lo interesante de la propuesta, el plagio de muchos de sus elementos fundamentales, el ritmo lamentable, el empeño de tomar al espectador por idiota y, finalmente, que tras la segunda temporada se demuestran por completo fallidas.

Si hay tercera temporada de Westworld que no me esperen. Ya he tenido bastante.

Westworld
3.6 Puntuación total
Pros
- Ninguno
Contras
- Todo
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box