Steven Soderbergh sigue en su línea con Déjales Hablar

El pasado mes de diciembre se estrenaba en HBO Déjales Hablar, la última película de Steven Soderbergh. Soderbergh es un director más que prolífico que acostumbra a estrenar una película al año, y muchas veces incluso a dos. Y ni siquiera la pandemia lo para. Si para estrenar hay que hacerlo en las plataformas de VoD, pues se hace.

La trayectoria de Steven Soderbergh en los últimos años ha oscilado entre el cine más comercial, como la saga de Oceans Eleven (2001) o Magic Mike (2012), hasta el cine más independiente, como sus películas sobre el Che (2008) o su remake del clásico de Andrei Tarkovsky Solaris (2002).

Actualmente está muy de moda por la vuelta a la popularidad de su película de 2011 Contagio, por razones obvias de plena actualidad. Pero lo cierto es que en la última década sus propuestas cinematográficas han resultado ser en general bastante normalitas. Con la posible excepción de La suerte de los Logan (2017) y Efectos Secundarios (2013). También ha realizado estrenos exclusivos para otras plataformas como Netflix, como fue el caso de Dinero Sucio (2019).

Déjales Hablar encaja así perfectamente en esta lista de obras menores que Soderbergh nos ha ido entregando durante los últimos años. Y aún así tiene su encanto. Para quien esto escribe, Soderbergh es un director con una capacidad excepcional para contar historias, y todas sus películas, por sencillas que parezcan, acaban funcionando bien a un nivel u otro.

En Déjales Hablar asistimos a un viaje de reencuentro de viejas amigas. Meryl Srteep es Alice, una reputada escritora que se embarca en un crucero a Europa para recibir un premio al llegar a su destino. Aprovecha la ocasión para invitar a sus dos viejas amigas Susan (Diane Wiest) y Roberta (Candice Bergen), y a su sobrino Eddie (Christopher Fitzgerald).

Como el propio título de la película indica, la fuerza de la misma está en los diálogos y las situaciones, responsabilidad del guion de Deborah Eisenberg. El viaje es el momento de revivir el pasado de estas mujeres, repasar viejas rencillas y ajustar cuentas. Es de destacar que se le dé el protagonismo a mujeres entradas en edad que, de una u otra manera, aún están buscando la forma de hacer que sus vidas encajen en el mundo que les rodea.

Para un espectador ocasional quizá pueda parece que la película de Soderbergh no va a ninguna parte. Quizá sea un poco así. Aunque el crucero sí que va del punto A al punto B, las relaciones de las protagonistas giran en círculos entre ellas y quizá lleguen a buen puerto o quizá no.

Pero para mí esa es precisamente la esencia de la historia, que me recuerda en cierta manera al viaje que realiza Woody Allen en Desmontando a Harry (1997) y, por ende, al que realiza el protagonista de Fresas Salvajes (1957) de Ingmar Bergman.

Aunque Déjales Hablar pueda parecer una obra menor, de hecho encaja a la perfección en el estilo al que últimamente nos tiene acostumbrado Soderbergh y a su forma de contar historias. Si este tipo de narración te gusta, sin duda te gustará Déjales Hablar. Y si no, aunque solo sea por ver las estupendas interpretaciones de Meryl Streep y Diane Wiest ya merece la pena.

Déjales Hablar
6.5 Puntuación total
Pros
- Las interpretaciones
Contras
- Parece que no va a ninguna parte
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box