Lady Bird ha resultado ser una decepción

La última candidata al Oscar a mejor película de este año que me quedaba por ver era Lady Bird. Resuelto este trámite toca escribir sobre uno de los filmes que mejores críticas ha cosechado. Además de varios premios, como el Oso de Oro a la mejor película comedia o el de mejor película del Círculo de Críticos de Nueva York.

Lady Bird va sobre una adolescente llamada Christine que ha adoptado el nombre de Lady Bird. Asistimos a su último año de instituto y lo que vemos es lo típico: una chica perdida en una época de cambios y experiencias nuevas. Estas se resumen en sus estudios y futuro académico, sus amistades, los chicos y, en especial, la relación con su madre.

El guion es un cliché tras otro. Una película más de adolescentes donde no se muestra nada nuevo que no hayamos visto ya un millón de veces. Ni si quiera se hace desde un enfoque medianamente original. Todo es previsible hasta decir basta.

Dicho lo cual a Lady Bird la salvan dos cosas. En primer lugar la dirección de Greta Gerwig -la única mujer nominada este año en los Oscars a la mejor dirección -. Con un guion tan pobre -que también firma ella-, Gerwig consigue hacer un relato fresco con buen pulso. Alcanzar este resultado partiendo de la base de ese guion es toda una heroicidad. Aún así en mi caso -y esto es una apreciación completamente subjetiva- salí del cine pensando que habían pasado más de dos horas, cuando en realidad solo fueron apenas noventa minutos. Malo.

La segunda cuestión que salva a Lady Bird es la presencia de Saoirse Ronan como protagonista. Esta actriz -de nombre impronunciable- es de lejos lo mejor de la película. Sin ella no merecería la pena ni dedicarle un minuto.

Saorise Ronan se dio a conocer con su papel protagonista en The Lovely Bones (2009) de Peter Jackson cuando apenas tenía quince años, y más tarde en Hanna (2011) de Joe Wright -director que ahora opta al Oscar a mejor película por El Instante más Oscuro-. Ambas películas bastante mediocres.

Saorise no tuvo suerte con los papeles hasta que interpretó a Eilis en la estupenda Brooklyn (2015) de John Crowley. Brooklyn fue una de las mejores películas de 2016 y también estuvo nominada al Oscar. Así que es la segunda vez que Saorise Ronan está nominada a mejor película y mejor actriz en tres años. Una carrera meteórica en mi opinión muy merecida. ¿Se lo llevará este año?

Del resto del reparto destaca Laurie Metcalf como la madre de Christine “Lady Bird”. Su papel de progenitora dura e inflexible es de lo más llamativo de la película. Pero el hecho de que el guion sea tan flojo, y con tan poco sentido en algunos momentos, hace que su interpretación quede en sencillamente correcta.

Como anécdota nos encontramos en un papel secundario a Timothée Chalamet, actor que este año hace doblete y participa en dos filmes nominados a la mejor película. El otro es Call Me By Your Name, por el que también opta al Oscar a mejor actor. Algo similar le ocurre a Lucas Hedges, que también participa en Tres Anuncios en las afueras, aunque él no está nominado a ningún premio.

Lady Bird se deja ver como relato del paso de la adolescencia a la madurez. Aunque al final se desploma y acaba transmitiendo un mensaje conservador que, en mi opinión, no viene a cuento. Lo comento más adelante en el apartado de spoilers.

En cualquier caso Lady Bird ha resultado ser una decepción.

OJO: a partir de aquí SPOILERS. (Pincha para desplegar)

La película debería haber terminado cuando ella llega Nueva York y se presenta como Christine, dejando a un lado por fin el nombre de Lady Bird. Al fin y al cabo ese es el meollo de todo: una historia de cambios y crecimiento personal. Cuando ella se emancipa y madura deja atrás las tonterías de adolescente, perfectamente simbolizadas por el nombre autoimpuesto de Lady Bird.

El resto del epílogo resulta tan absurdo como innecesario. Llega a Nueva York, se emborracha a lo loco, acaba en un hospital, de ahí se va a una iglesia y tiene algún tipo de epifanía mística gracias a la cual por fin comprende a su madre y la llama para darle las gracias.

De verdad, todo este final conservador y con tintes religiosos, que no viene para nada a cuento a tenor de lo que hemos visto en toda la película, es de lo más ridículo y tira por tierra todo el relato.

Lady Bird
6.4 Puntuación total
Pros
- Saorise Ronan
Contras
- El guion
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

2 comentarios sobre “Lady Bird ha resultado ser una decepción

  • el marzo 1, 2018 a las 3:11 pm
    Permalink

    Coincidimos bastante en la crítica (aunque sé que a mucha gente le parece una auténtica obra maestra). Nosotros salvamos a la protagonista, aunque no para ganar el Oscar y a sus dos novietes, pero no podemos salvar a Gerwig, ya que consiguió aburrirnos y que miráramos el reloj demasiadas veces en el poco más de hora y media de metraje.

    ¡Buena crítica!

    HemosVisto!

    Respuesta
    • el marzo 1, 2018 a las 5:49 pm
      Permalink

      Me alegra que estemos de acuerdo. ¡Gracias!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box