Soul: música, vida y muerte para un público adulto

Soul es la última película del estudio de animación Pixar que ha llegado a la plataforma Disney+ con tan buenas críticas como con cierta polémica. Como sabéis, desde que Pixar es propiedad de Disney, bajo este sello se producen dos tipos de películas: unas de más baja calidad, del montón, que aprovechan la reputación de la marca; y otras que sí son las que esperaríamos de Pixar y que llevan años de trabajo.

Soul pertenece a este segundo grupo. Algo que se nota tanto en la calidad de la animación, como en una temática más adulta y profunda. En este sentido sigue la línea de otras películas anteriores como Coco (2015) o Inside Out (2017) -esta última también dirigida por Pete Docter-.

El título de la película ya es en sí un juego de palabras que da pistas de por dónde va la trama. Por un lado hace referencia a la música -ya sea soul o jazz-. De hecho al principio Soul parece más una oda a la música, trasmitida por la pasión que siente por ella el personaje protagonista.

Pero pronto vemos que Soul hace referencia más al alma que a otra cosa, y se torna en una reflexión sobre la muerte, la vida y lo que de verdad importa en ella. Mientras que en Inside Out analizaban la complejidad de la personalidad humana y cómo esta se iba forjando, aquí Pixar se centra en qué es lo importante en la vida.

El mensaje principal es claro y sencillo: hay que disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, porque eso es la verdadera vida; y no en sueños grandilocuentes que quizá sean inalcanzables o que, sencillamente, quizá no sean lo que de verdad nos hace felices.

Hasta ahí está todo muy bien. Pero el trasfondo de la película resulta menos sólido y algo incoherente con películas anteriores como Inside Out. En Soul las almas reciben su propósito en la vida antes de nacer y no supone un aprendizaje y un crecimiento de la persona. Eso convierte a Soul en algo mucho menos serio y más fantástico, aunque la moraleja sea bien intencionada.

No es de extrañar que haya causado polémica. Al fin y al cabo trata temas existenciales que van mucho más allá de la comprensión del público infantil y están dirigidos directamente al público adulto, sin lugar a dudas.

Pero no creo que esto sea para nada un problema. Pixar lleva años apostando por está fórmula y es evidente que les funciona. A los más niños les gustará por la calidad de la animación, los colores y la música; y a los que son un poco mayores seguro que los incitará a reflexionar sobre temas profundos. A mí me parece un acierto no tomar a los niños por idiotas que no comprenden nada.

Y luego, claro está, se encuentra el público adulto que seguro que disfrutará de la película como el que más. Sea como sea, Pixar ha vuelto a hacer una gran película de animación que, si bien no llega a la excelencia de Inside Out, es desde luego una pequeña joya para grandes y pequeños.

Soul
7.1 Puntuación total
Pros
- El enfoque adulto
- El mensaje principal
- La música
Contras
- El enfoque fantástico de que la personalidad se determina antes de nacer
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box