La Liga de la Justicia de Zack Snyder es tan larga como innecesaria

El estreno de la semana ha sido La Liga de la Justicia de Zack Snyder en HBO. Se trata nada más que de un director’s cut, pero se le ha dado tanta promoción por parte de la cadena que en tiempos de pandemia más parece un megaestreno en salas.

Snyder es un director mediocre tirando a malo, vista su trayectoria, así que no se entiende muy bien por qué el empeño de un director’s cut de alguien como él, como si fuera uno de los grandes. Este director ganó la fama con 300 (2006), una película visualmente muy llamativa pero muy mediocre en todo lo demás.

También es responsable de algunas de las películas que iban a poner los cimientos del universo DC en el cine, como El Hombre de Acero (2013) y Batman vs Superman (2016). Y digo «iban» porque son tan pésimas que al final la productora decidió abandonar eso de crear un universo entrelazado a imagen y semejanza del MCU de Marvel.

La única película realmente buena tras la que ha estado Snyder es Watchmen (2009), una película difícil para el espectador medio de superhéroes, pero que gana con el tiempo y los visionados. Gracias, por supuesto, al maravilloso cómic en el que se basa, pero también en el original enfoque que le da Snyder. Digamos que al director se le pueden dar bien historias alternativas, pero desde luego no es capaz de llevar a buen puerto una película clásica de superhéroes.

Con estos antecedentes rodó La Liga de la Justicia en 2016, pero a la productora Warner Bros pareció no gustarle el resultado -seguramente con buen criterio- y lo relegaron dándole la dirección de la cinta a Joss Whedon en un costoso rerodaje que cambió prácticamente toda la película.

Whedon venía de haber dirigido para Marvel Los Vengadores (2012) y Los Vengadores: La Era de Ultrón (2015). Ambas son películas decentes, la primera muy divertida, pero la segunda tiene el dudoso honor de ser la más floja de la saga Vengadores. En cualquier caso, Whedon lo que podía aportar a La Liga de la Justicia como director y guionista -y por eso lo contrató la Warner- era un tono más desenfadado, menos plomizo y más «a lo Marvel» que Snyder.

El resultado de La Liga de la Justicia (2017) dirigida por Joss Whedon, como ya comenté en mi crítica de la película, es un caos sin sentido, con algunas escena bochornosas y chistes que no acaban de encajar, pero también un producto razonablemente entretenido. Esto último algo que para DC -precisamente el DC de Snyder-, era todo un logo y un avance.

Pues bien, la película no gustó. Y con razón. Pero por algún motivo hay quien pensó que la culpa de que no fuera una buena película era de que Zack Snyder no la había podido terminar a su gusto. ¿Es que nadie ha visto El Hombre de Acero o Batman vs Superman? En fin…

Y ahora llega a HBO el montaje del director de La Liga de la Justica. Y lo primero con lo que nos topamos es con el formato de la imagen reducido a una relación de aspecto de 4:3. Me da igual que se haya hecho pensando en el IMAX o en lo que sea. No tiene ningún sentido que una película de estas características se presente en un formato recortado. No aporta absolutamente nada y resulta un pegote innecesario para darle un toque «de autor» absurdo.

Lo segundo que llama la atención es su enorme duración, cercana a las cuatro horas de metraje. Snyder ha rescatado buena parte del material rodado y vuelto a incluir. Esto puede ser bueno, puede darle profundidad a la trama y convertirla en una película más épica. Pero también se corre el riesgo de alargarla de más con metraje innecesario que se carga todo el ritmo de la película y que, en condiciones normales, habría sido desechado en la sala de montaje.

La Liga de la Justicia de Zack Snyder lo primero que hace es aportar un tono mucho más serio y trascendental a la película que la versión más marveliana de Whedon. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Al universo DC, tal y como está construido -por el propio Snyder, insisto-, no le pegan las bromas. Intentar imitar al MCU queda impostado. Pero por otro lado, tomarse demasiado en serio a héroes que van con los calzoncillos por fuera o a personajes como Aquaman lleva directamente al fracaso. Ese es el principal acierto de Marvel y algo que no han entendido en DC, y que cuando lo han intentado imitar les ha salido mal.

Lo siguiente que le añade Snyder a esta nueva versión es un prólogo de casi dos horas para presentar a los personajes. Esto dota de algo de coherencia al relato, el conocer a los protagonistas y sus motivaciones y contexto, que no tenía la película de Whedon. Pero lo hace a costa de una introducción exageradamente larga, que destroza cualquier posibilidad de que la película tenga algo de ritmo. Y total, ¿para qué? Esto no es una obra de Shakespeare, es una peli de superhéroes que al final se va a resolver con un combate contra el villano. No hace falta tanta introducción para eso.

También destaca mucho el cambio en la banda sonora. Snyder introduce demasiados momentos musicales a cámara lenta y con coros épicos. Muy de su estilo, la introducción de la música le funcionó muy bien en Watchmen, una película sobre unos superhéroes decadentes que se prestaba a relatar el pasado y el presente con tristeza y melancolía. Pero para nada, para nada, funciona en La Liga de la Justicia. Es un quiero y no puedo. Quiero ser épico, pero solo sueno ridículo.

Y por último está el epílogo -sí, la película está dividida en capítulos, como si de una de Lars von Trier se tratase. No voy a hacer más comentarios al respecto-. Un epílogo sin sentido, con demasiados finales diferentes pegados unos a otros de cualquier manera. Otra explicación de por qué la película se va a cuatro horas sin necesidad. Algunas escenas pueden resultar interesante para los más fan, pero no pasan de ser buenos extras para la edición especial del DVD que nunca deberían haber formado parte del montaje final.

En definitiva, La Liga de la Justicia de Zack Snyder es un película larga y aburrida, pero sobre todo innecesaria. No hay mucho que rascar en el universo cinematográfico de DC, y experimentos como este no ayudan.

La Liga de la Justicia de Zack Snyder
3.8 Puntuación total
Pros
- Es más coherente que la versión de Whedon
Contras
- Relación de aspecto absurda
- Demasiados momentos musicales absurdos
- Duración absurdamente larga
- Múltiples finales absurdos
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

2 comentarios sobre “La Liga de la Justicia de Zack Snyder es tan larga como innecesaria

  • el marzo 24, 2021 a las 8:45 am
    Permalink

    Hasta el momento solo había leído críticas positivas de «La liga de la justicia de Zack Snyder» y no se porqué, pero me daba en el hocico que, tenía que tener más puntos negativos de los que la mayoría habla. Me ha encantado tu punto de vista.

    Respuesta
    • el marzo 24, 2021 a las 11:59 am
      Permalink

      ¡Gracias! Sí, es una opinión un poco contracorriente en este momento. Pero seguro que con el tiempo irán saliendo más en el mismo sentido.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box