La cuarta temporada de Fargo consigue remontar la tendencia de la serie

La cuarta temporada de Fargo llegó a FX a finales del año pasado y en España se puede ver actualmente en Movistar+. Como sabéis se trata de una serie basada en la mítica película de los hermanos Coen de los años noventa. Aquí tenéis la crítica de la segunda y de la tercera temporadas.

En esta ocasión la acción trascurre en los años 50 del siglo pasado, lo que supone un cambio con respecto a las temporadas anteriores que en su mayoría eran contemporáneas. El hilo principal gira en torno a las rivalidades entre distintas bandas mafiosas. Judíos, irlandeses, italianos y negros se disputan a lo largo de los años el poder y el control de las calles de Kansas City.

Fargo IV mantiene intacto todo el espíritu de los Coen. Se trata de una serie muy coral, más incluso que en las entregas anteriores, donde varias tramas principales y secundarias se desarrollan y se cruzan de las formas más inesperadas. La casualidad absurda y la ironía están presentes a lo largo de todos los capítulos como es de esperar en una producción de los Coen como esta.

Eso sí, el desarrollo de la historia se cuece a fuego lento. De hecho, tiene incluso un ritmo demasiado pausado que quizá no sea para todo el mundo. Eso es algo que, si te gusta el tono general de la serie y de los Coen, tendrá su recompensa al final, cuando todo el desarrollo de trama y personajes llegue a su clímax. Pero también puede ser que exaspere a más de una y a más de uno.

El salto atrás en el tiempo y la presencia de una banda de criminales negros también da pie para abordar el tema racial, tan de moda actualmente en Estados Unidos. Y es lógico que sea así, visto el racismo que aún impera en ese país y la sucesión de abusos y asesinatos raciales por parte de la policía. Como en otras series como Watchmen, la forma de hacer la crítica social es comparándola con el pasado para evidenciar que algunas cosas no han cambiado tanto como deberían.

La gran cantidad de actores y actrices que forman parte del elenco hacen en general un muy buen trabajo. Cabe destacar a Chris Rock, que es la estrella de esta temporada, en un papel muy alejado de a lo que nos tiene acostumbrados y que me ha gustado bastante. Y también a Jessie Buckley -a la que vimos recientemente en Estoy Pensado en Dejarlo (Charlie Kaufman, 2020)- en el papel de la enfermera Oraetta Mayflower, quizá el mejor personaje de la temporada. También merece una mención Jason Schwartzman como Josto Fadda, al que conocemos de Viaje a Darjeeling (Wes Anderson, 2007) y que realiza un gran trabajo.

Fargo IV mantiene el tono de lo que ha sido hasta ahora la serie. En cierta forma mejora la trayectoria de la misma ahora, ya que tras una excelente primera temporada, el resto hay ido decayendo poco a poco. Para mí esta cuarta temporada es la más satisfactoria desde la primera, así que si seguís la antología no os la perdáis.

Fargo
7.4 Puntuación total
Pros
- Lo intrincado del guion
- El elenco de actores y actrices
- Mantiene el espíritu de los Coen
Contras
- Desarrollo muy lento que no es para todo el mundo
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box