Bajocero, un aceptable thriller de bajo presupuesto

Este pasado 29 de enero se estrenó en Netflix la producción española Bajocero. Un thriller que es una de las apuestas fuertes de dicha plataforma en nuestro país. Estos días se encuentra entre lo más visto, pero vamos a ver si realmente merece la pena.

Bajocero es un thriller policiaco y carcelario que transcurre en una fría noche de invierno. De ahí el título que, dejando a parte la gélida temperatura, nada tiene que ver con la trama de la película.

Bajocero tiene cosas buenas y cosas malas. Vamos a empezar por las primeras. La ambientación es estupenda. No tanto por el escenario natural, como por el excelente manejo claustrofóbico del espacio reducido en el que transcurre. La dirección de Lluís Quílez es más que notable, y el montaje en las escenas de acción es de sobresaliente alto.

En esos aspectos Bajocero está muy bien realizada. Es capaz de crear una tensión que se mantiene cuando tiene que hacerlo y relaja cuando tiene que relajar, para que el relato continúe con fluidez.

En la parte negativa tenemos el guion, que no tiene ni pies ni cabeza. Lo que sí tiene es más agujeros que un queso gruyer. La historia no es para nada verosímil y se basa en elementos ad hoc para que todo encaje como a los guionistas les conviene, aunque para ello deban sacrificar todo realismo. En este sentido el trabajo en el guion de Fernando Navarro, junto con el propio Lluís Quílez, deja mucho que desear.

Por no hablar de lo previsible que es el conjunto, con elementos exageradamente melodramáticos y truculentos que no aportan nada. Pero que da igual, porque cuando llegan ya los has visto venir de lejos y no importan mucho.

En Bajocero encontramos un elenco totalmente masculino. Tiene cierto sentido en la trama, pero no deja de llamar la atención. Los mejores son Javier Gutiérrez y Luis Callejo a quienes se les notan las tablas. También cabe destacar el trabajo de Patrick Criado, al que vimos en Antidisturbios (2020).

Por otro lado, el gran Karra Elejalde me parece que está desperdiciado en un papel que podría haber dado mucho más de sí, y más miedo, si hubiera sido menos absurdo.

Se nota que Bajocero es una producción de bajo presupuesto para televisión. Si consigues no poner demasiado los ojos en blanco ante las carencias del guion, lo cierto es que entretiene. Desde luego tiene mucho mérito la forma en la que Quílez aprovecha la falta de recursos para montar un thriller tenso en tan poco espacio.

Bajocero
4.9 Puntuación total
Pros
- El montaje de las escenas de acción
- El aprovechamiento del espacio
Contras
- Lo flojo del guion
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. 😉

 

* Este campo es obligatorio
* Correo inválido

Holler Box