The End Of The F***ing World, comedia negra juvenil y ¿transgresora?

The End Of The F***ing World es una de las primeras series estrenadas en Netflix este 2018. Digo “serie” porque no sé si tendrá continuación en una segunda temporada. Pero lo cierto es que podría quedarse tal y como está en esta primera en formato de miniserie y no pasaría nada.

The End Of The F***ing World nos narra las peripecias de dos adolescentes, James -Alex Lawther- y Alyssa -Jessica Barden-, que se fugan de sus casas y comienzan un viaje en busca del padre de Alyssa. Esto convierte a la serie casi en una road movie mezcla de Thelma & Louise (1991) y Bonnie & Clyde (1967).

Lo más interesante es la personalidad de los personajes protagonistas. Alyssa es una borde y una inadaptada social, pero en el caso de James estamos hablando directamente de un sociópata. Todo lo cual da para hacer una trama algo más oscura de lo habitual y con un sentido del humor negro muy divertido.

Por desgracia The End Of The F***ing World promete más de lo que finalmente acaba dando. Y aunque es interesante y provocadora, en última instancia todo eso queda diluido en una trama más convencional de lo que la premisa de partida parecía apuntar. De alguna manera la autocensura en el título se extiende a un guion que nunca llega a soltarse la melena como nos gustaría. Y eso es una pena.

Lo mejor son las actuaciones de los dos jóvenes protagonistasAlex Lawther en el papel del psicópata James está muy contenido, con lo que no destaca tanto como su compañera. Jessica Barden como Alyssa es la que se come la pantalla y lo mejor de esta serie. Habrá que seguir de cerca la carrera de ambos.

The End Of The F***ing World cuenta con mucha voz en off. Quieres me leáis con frecuencia sabréis de mi animadversión por este recurso narrativo. En la mayoría de los casos resulta cargante y es totalmente innecesaria. Sin embargo en esta ocasión se trata de uno de los pocos caso en los que no solo está justificada la voz en off, sino que está muy bien tratada y resulta muy divertida. Minipunto para los directores Jonathan Entwistle y Lucy Tcherniak.

El motivo de incluir la voz en off seguramente sea el hecho de que está inspirada en un cortometraje de Entwistle, que a su vez se basaba en el cómic de Chuck Forsman. El problema es que se nota que The End Of The F***ing World es la versión larga del corto TEOTFW.

La serie consta de ocho capítulos de veinte minutos. Es decir, que su duración total es de algo más de dos horas y media. ¿Hace falta hacer una serie para algo que cabría en el tiempo de una película media? ¿No ganaría más coherencia el relato si se mostrara en un solo conjunto y no en ocho trocitos?

El formato de serie permite profundizar en las tramas y el desarrollo de los personajes, lo que está muy bien. Pero si la moda de las series lleva a las productoras a trocear películas en potencia para hacerlas como miniseries solo porque es lo que toca en estos tiempos, apañados vamos.

En cualquier caso The End Of The F***ing World se dejar ver muy bien, es original y divertida, aunque al final no tan valiente como esperaríamos. Recomiendo verla del tirón como si de una película de dos horas y media se tratase.

The end Of The F***ing World
6.3 Puntuación total
Pros
- Humor negro
- Jessica Barden
Contras
- Formato de serie
- No tan valiente
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box