The Punisher 2, sigue siendo de lo mejor de Marvel en Netflix

El pasado 18 de enero Netflix estrenó la segunda temporada de The Punisher, otro de los superhéroes, o mejor dicho, antihéroes de Marvel que la cadena de vídeo bajo demanda alberga. Ya hablé de la estupenda primera temporada aquí.

La cuestión es que actualmente, a la hora de ponernos delante de la televisión para ver una nueva entrega de Marvel en Netflix, lo hacemos con las defensas altas. Y eso es debido a los recientes fiascos de Iron Fist, Luke Cage y la tercera temporada de Daredevil.

Lo que es una de las razones, entre otras, de la cancelación de todas esas series. Aunque la razón principal sigue siendo que Disney va a sacar su propio canal de vídeo bajo demanda y ellos son los dueños de los derechos de Marvel.

De hecho, esta misma semana se ha confirmado la cancelación por ese motivo de Jessica Jones -que aún así tendrá tercera temporada, todo el mundo tranquilo-, y también de The Punisher, de la que estamos hablando aquí.

Esta segunda temporada es más de lo mismo, no esperéis ningún giro sorprendente de guion. Tenemos a Frank Castle (Jon Bernthal) repartiendo y recibiendo estopa casi a partes iguales. Sigue siendo una serie que se asemeja más a un thriller de acción con toques de noir, que al típico esquema de los superhéroes.

Lo que hace a The Punisher diferente es que funciona. La acción y la trama transcurren de forma fluida sin necesitar de artificiosos superpoderes. Sí que es un personaje más de Marvel, pero no lo parece. En ese sentido es muy similar a Jessica Jones, que aunque ella sí que tiene poderes sobrenaturales, no los suele usar y su serie es más detectivesca que otra cosa.

No deja de llamar la atención que de todas las series de superhéroes de Marvel en Netflix -y no son pocas- las mejores sean aquellas que son las menos superheróicas de todas. Quizá porque entre tanta parafernalia a las demás no saben dotarlas de una estructura lo suficientemente sólida.

Volviendo a The Punisher, el mensaje que transmite sigue siendo el de un justiciero violento que es casi un fascista. Toda la serie tiende a justificar su comportamiento, lo cual es, como mínimo, muy discutible.

Teniendo eso claro, siempre resulta mucho más interesante tener de protagonistas a antihéroes de moral y motivaciones complejas, contradictorias y cuestionables, que el típico superhéroe buenazo insoportable, como Superman.

The Punisher funciona tan bien en buena medida por la interpretación de su protagonista Jon Bernthal -al que conocemos de The Walking Dead-, que encarna al violento personaje a la perfección. En esta ocasión, además de los secundarios y villanos habituales, se hace acompañar de Amy  (Giorgia Whigham), que hace el rol de compañera juvenil que todo superhéroe acaba teniendo antes o después.

En definitiva, The Punisher está entre las mejores series de Netflix del universo Marvel junto a Jessica Jones y las dos primeras de Daredevil. Aunque a partir de ahora la franquicia pasará a manos de Disney -miedo me da-, estas producciones siguen siendo de Netflix y continuarán en su plataforma, así que no dejéis de verlas.

The Punisher
6.5 Puntuación total
Pros
- El ritmo
- El antihéroe sin poderes
Contras
- Su filosofía violenta
Dirección
Guion
Arte
Actuaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box