Dillon se estanca con Kind

La cantaautora alemana de origen brasileño Dillon acaba de publicar su tercer trabajo Kind. Le precedieron This Silence Kills (2011), su álbum debut y The Unknown (2014). Ambos dos de los discos más interesantes de los últimos tiempos.

Dillon hace un pop electrónico intimista lleno de matices en cuanto a instrumentos y sonidos. Pero toda su música se sostiene en su voz, su forma de cantar suave y delicada que nunca da una nota más alta que otra, como quien dice.

La cuestión es si este tercer álbum, Kind, está a la altura de los anteriores y de su trayectoria. Y sí que lo está, pero también en mi opinión es demasiado continuista con ellos. Tras un excelente álbum debut y un segundo disco de consolidación, uno espera algún tipo de cambio o evolución.

Sin embargo Dillon nos ofrece en este Kind más de lo mismo. Y, la verdad, no se puede estar haciendo el mismo disco una y otra vez -salvo que seas AC/DC-. Tanto es así que hay temas como Contact Us que recuerda demasiado a otros de discos anteriores, en este caso en concreto a la estupenda Tip Tapping de This Silence Kills.

Kind tiene dos partes bien diferenciadas. La primera en la tónica lánguida y lenta marca de la casa de Dillon. Y la segunda hacia el final caracterizada por unas bases rítmicas más marcadas. Aunque siempre sin abandonar los medios tiempos. Entre una parte y otra una canción en la que canta en portugués y otra a capella, que son las que dividen el álbum en dos.

Shades Fade es el primer adelanto de Kind -vídeo con el que ilustro este post-. Aunque quizá el tema más destacable llega hacia el final del disco y se trata de Killing Time. Seguramente por tener un patrón rítmico más acentuado. El álbum empieza y termina con el tema Kind que le da nombre. La primera versión es lenta, y la última es una remezcla electrónica del tema que poco tiene que ver con el resto del disco más allá que reafirmar la evolución de las canciones desde el principio y hacia el final del álbum.

Kind es una buena muestra más de canciones de Dillon. Pero demuestra más un estancamiento que una evolución. Si e gustaron sus primeros discos te gustará. Si no, o si no los conoces, mejor empezar por aquellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete!

Ayúdame a potenciar el blog recibiendo un resumen semanal de las entradas, y además así no te perderás nada. ;)
 
* Este campo es obligatorio * Correo inválido
Holler Box