Suburra: mafia, familia y corrupción en Roma

Suburra: mafia, familia y corrupción en Roma

Una de las series más interesantes estrenadas en Netflix en las últimas semana es Suburra, una producción italiana sobre mafias, corrupción y familias. Es algo que hemos visto mil veces, y en ese sentido es más de lo mismo. Sin embargo Suburra engancha, y eso es mucho más de lo que se puede decir de la mayoría de las series.

Si véis los créditos os daréis cuenta de que Suburra se subtitula “La serie“. Y eso es debido a que está inspirada en la película del mismo nombre dirigida por Stefano Sollima en 2015. Bebe además de otras series italianas sobre mafias como Roma Criminal (2008) también dirigida por Sollima.

Suburra nos narra el conflicto de intereses sobre la venta de unos terrenos sobre los que dar el consiguiente pelotazo urbanístico. En la trama están implicados desde las distintas familias mafiosas de roma hasta los políticos y el mismísismo Vaticano.

Pero lo interesante de Suburra es que el foco no se centra en los grandes capos, sino en los hijos de estos. una nueva generación que si bien pertenecen a la familia tiene una visión distinta de lo que quieren hacer con su vida. La historia de los tres hijos que se hacen amigos al margen de sus padres, también ellos con sus propios intereses y traiciones, es lo que hace realmente interesante a Suburra.

Suburra no es perfecta, porque al hecho de que la trama es en sí bastante convencional hay que sumarle que en algunos momento se acerca bastante al culebrón entre familias. Sin embargo funciona y engancha ya que está rodada y dirigida con ritmo y pericia y con los cliffhangers justos para mantener al espectador atento.

Los protagonistas realizan buenas interpretaciones. En especial Giacomo Ferrara en el papel de Spadino y Alessandro Borghi en el de Aureliano. Aunque este último me recuerda más a un personaje de Trainspotting que otra cosa.

La temporada termina cerrando un arco, pero a la vez abriendo la posibilidad a una segunda que apunta a un desarrollo muy en la línea de Martin Scorsese. Si esto es así merecerá mucho la pena, porque los elementos para hacer una gran serie están ahí.

Dejar un comentario