Reseña de “The False Foundation”, lo nuevo de Archive

El viernes pasado, 7 de octubre, se publicó el 11º disco de estudio del grupo musical inglés Archive titulado “The False Foundation“. Llevo una semana escuchándolo compulsivamente -como se hacía antes con los discos de vinilo cuando adquirías uno nuevo- y aquí os voy a hacer mi reseña del mismo.

Archive, más que un grupo musical al uso, son una especie de colectivo en el cual participan un número considerable de artistas que van y vienen. Si bien es cierto que hay un núcleo duro estable que son los que le dan la continuidad y la coherencia al conjunto.

Básicamente Archive son Darius Keeler y Danny Griffiths a la composición y los sintetizadores. A los que hay que sumarles de forma estable desde hace más de diez años a Pollard Berrier y Dave Pen tanto a la voz como a la composición. Entre los cuatro han llevado a la banda a lo que para mí es su mejor época, la cual estaría comprendida entre los álbumes “Noise” (2004) y este último “The False Foundation”. Lo cual no está nada mal tendiendo en cuenta que Archive llevan dando guerra desde hace más de veinte años.

En este tiempo han pasado por el grupo -o colectivo- cantidad de músicos y cantantes, tanto de rap como cantantes femeninas que han dado su toque personal a grandes temas del grupo. De las cantantes que han formado parte de Archive destaca Holly Martin, quien ha participado activamente en los dos discos anteriores. Sin embargo en este “The False Foundation” parece que no ha participado. De hecho da la impresión de que ha sido producido por un número menor de gente de lo habitual.

En cualquier caso Archive no paran. Y es que recordemos que su anterior y estupendísimo disco “Restriction” fue publicado hace nada más que un año en 2015. Con este “The False Foundation” Archive siguen fieles a su estilo entre la electrónica y el trip-hop con toques de pop-rock. Algo que es muy de mi gusto.

Tengo que decir que el concepto global de este nuevo álbum me recuerda y me parece muy influenciado por Nine Inch Nails, ya que estos realizaron un concepto parecido con en su disco “Year Zero” (2007). Además el primer tema con el que se abre “The False Foundation” es una balada a piano que me recuerda mucho a la cadencia con que Trent Reznor toca el piano en sus temas lentos. Si a eso le sumamos que uno de los temas de adelanto se titula “Driving In Nails” todo cuadra. (Vale, igual esto último está muy cogido con pinzas).

Musicalmente “The False Foundation” sigue la línea habitual del grupo de mezclar temas muy electrónicos y rítmicos, ese trip-hop característico suyo, con otros más lentos y atmosféricos como “Blue Faces”, que abre el disco, o la preciosa “Bright Lights”. A “Blue Faces” le sigue el ya mencionado “Drive In Nails” que es totalmente opuesto él y sorprendente. Se trata de un tema electrónico progresivo cuya letra es únicamente la frase “Just drive in nails” repetida hasta la saciedad como un mantra. A pesar de ser algo bastante alejado de lo que se entiende como un tema comercial para el gran público lo lanzaron como uno de los adelantos del álbum, lo que es de destacar.

Pero quizá el tema más accesible del disco sea el que le da título: “The False Foundation“. Se trata de un tecno-pop más comercial y accesible que el resto del disco y que sin duda es el tema a destacar y el que entrar a escuchar el resto del álbum. Aunque para mí sin duda el temazo del disco es “Sell Out“, una balada que va evolucionando y creciendo hasta resultar épica -algo muy en la línea de Archive-.

No voy a entrar en analizar tema a tema, pero sí voy a decir que “The False Foundation” es un muy buen disco. Quizá no sea el mejor de su carrera, pero tiene grandes temas además de los ya mencionados. Si te gusta Archive no puede no gustarte “The False Foundation”. Por mí que sigan así muchos años.

Dejar un comentario