Oscars 2016: justos y previsibles

Oscars 2016: justos y previsibles

Vamos a repasar cómo ha quedado la 88ª gala de los premios Oscars. Creo que, salvo la injusticia con Carol, han sido bastante justos este año. Aunque ha habido alguna sorpresa.

Mejor película Spotlight, mejor director Alejandro González Iñárritu

Al final la Academia de Hollywood ha optado por la opción salomónica y ha repartido los premios principales entre las favoritas. Me equivoqué en mi pronóstico y aposté por El Renacido como mejor película por su carácter épico, sin embargo el Oscar ha ido para una sobria y clásica película sobre periodistas y pederastia. Nada que objetar.

Lo cierto es que los muchos defectos de El Renacido pesaban bastante en contra de ella, y Spotlight es una muy buena película sin duda alguna. Aunque como ya dije en mi crítica, después de ver Spotlight esta se fue desinflando en mi memoria. Creo que a pesar de todo con el tiempo recordaré más El Renacido que Spotlight.

Para equilibrar le han dado el Oscar al mejor director a Iñárritu. Quizá este año no se lo merecía tanto como el anterior, pero es un premio justo que lo sitúa entre los grandes directores. A ver si lo motiva a seguir haciendo gran cine.

Leonardo DiCaprio por fin se lleva el Oscar y Sylvester Stallone se va de vacío

El  premio a mejor actor estaba cantado. Si no se lo dan a Leonardo DiCaprio ahora por El Renacido ya no se lo dan por nada. No es que haya hecho la mejor interpretación del mundo, pero el no tener casi competencia en la categoría le garantizaba la preciada estatuilla. Además Hollywood debía saldar la deuda pendiente que tenía con él.

Todo lo contrario de lo que le ha ocurrido a Sylvester Stallone, que al final se ha ido de vacío. Casi me da pena. Por supuesto no se merecía el Oscar por su actuación en Creed, pero quizá sí que la Academia corrigiera el no haberle dado el premio en su día por Rocky. En cualquier caso creo que Mark Rylance es un justo ganador, casi lo mejor de la maniquea El Puente de los Espías.

Una de cal y otra de arena con las actrices

Que Brie Larson iba a llevar el Oscar a la mejor actriz por la irrelevante La Habitación estaba cantado -aquí sí acerté en mi quiniela-. Pero eso no quita que el premio se lo siga mereciendo una maravillosa Cate Blanchett por su papel en Carol. Carol es la mejor película del año, pero la Academia la ha ignorado completamente. Se ve que una historia de amor entre lesbianas es demasiado para Hollywood. Solo el hecho de que las protagonistas no fueran negras les ha permitido estar nominadas.

Por otro lado Alicia Vikander se ha llevado un merecidísimo Oscar a la mejor actriz de reparto. Yo aposté -y me equivoqué- por Kate Winslet, ya que esta venía de ganar todos los premios en esta categoría. Pero como también dije en mi quiniela, la absoluta merecedora era Vikander por su excelente actuación en La Chica Danesa. Esta vez Hollywood ha sido justo.

Mad Max: Furia en la Carretera. Ganadora al peso

Mad Max: Furia en la Carretera es una película bastante mala, con un guión nefasto y absurdo y, si eres de los que no te dejas encandilar por los fuegos de artificio, lo peor es que es muy aburrida. Sin embargo tanto en crítica como en público tiene una legión de seguidores, eso hay que reconocerlo. Yo no sé qué le han visto. Igual yo vi una película diferente.

Pero bueno, la cuestión es que al final se han cumplido los pronósticos y ha arrasado en las categorías técnicas -que en mi opinión era a las únicas a las que podía aspirar-. Me parecen premios merecidos que al final, con seis estatuillas, la han colocado en la película más premiada de esta edición. Fíjate tú.

Pocas sorpresas

Salvo por la ganadora a la mejor película y el premio al actor secundario, lo cierto es que la 88ª gala de los Oscars ha sido bastante previsible. Y bastante justa también, todo hay que decirlo.

El Hijo de Saúl se ha llevado el premio a la mejor película extranjera como pronosticaban todas las quinielas. Los Oscars al mejor guion original y mejor guion adaptado se los han llevado Spotlight y La Gran Apuesta respectivamente -aunque yo este último no lo llegue a entender-.

Emmanuel Lubezki gana el Oscar a la mejor fotografía por tercera vez consecutiva convirtiéndose en uno de los más grandes de la historia en su terreno. Ennio Morricone obtiene también un merecidísimo Oscar y Del Revés (Inside Out), como estaba cantado, es la mejor película de animación -con permiso de Anomalisa-.

Y bueno, hasta aquí mi repaso a los Oscars 2016. Lo dejo ya hasta el año que viene, que creo que ya está bien. Espero que por lo menos os sirva de guía para ver buen cine.

Dejar un comentario