Nine Inch Nails vuelve con Not the Actual Events, un EP que sabe a poco

Nine Inch Nails vuelve con Not the Actual Events, un EP que sabe a poco

El pasado 22 de diciembre nos tocó la lotería a los fans de Nine Inch Nails con la publicación de Not the Actual Events, el nuevo trabajo de estudio de la banda de Trent Reznor. La vuelta a los estudios tras tres años de parón resulta un tanto agridulde. Por un lado es genial tener material nuevo de Nine Inch Nails, pero por otro te deja con la miel en la boca el hecho de que se trate de un EP.

Efectivamente, Not The Actual Events es un álbum de corta duración -unos 20 minutos-, que contiene tan solo cinco temas, de los cuales el primero viene a ser poco más que una introducción. No es la primera vez que Reznor se marca un EP, recordemos el glorioso Broken (1992).

Sin embargo Not The Actual Events no está a la altura de aquel pepinazo con el que Nine Inch Nails dejó con la boca abierta al mundo de la música allá por los inicios de los 90. El propio Reznor ha clasificado este nuevo álbum como “poco amistoso y bastante impenetrable”, y eso está muy bien, es una definición que encaja con los discos que a mí personalmente me resultan más interesantes.

Pero el caso es que este Not The Actual Events al final no resulta tan “impenetrable”. Se trata de un estilo y un sonido continuista con su anterior álbum Hesitation Marks (2013). Casi podría haber sido un disco de descarte de aquella época y no habría desentonado en absoluto. No es que eso esté mal, Hesitation Marks es un disco bastante bueno. Es solo que uno esperaba una vuelta de Nine Inch Nails con más contundencia.

Quizá cuando Reznor hablaba de este EP como “poco amistoso” se refería a la ausencia de un tema comercial destacable, un single claro. Y eso es verdad que no lo encontramos en Not The Actual Events. Lo cual sí que es una novedad, ya que por muy duro -para algunos- que sea a veces el sonido de Nine Inch Nails, lo cierto es que en todos sus álbumes siempre han dejado un hueco para temas más accesibles para el gran público.

Dicho todo esto Not The Actual Events mola. Quizá solo para fans, pero mola igualmente. Reznor vuelve al sonido electrónico industrial, que tan bien se le da, acompañado ocasionalmente con guitarras saturadas que le dan el punto de metal. En general es efectivamente un disco oscuro e intenso, aunque está lejos de las cotas de genialidad alcanzadas en sus mejores tiempos.

Trent Reznor ha estado acompañado en la composición y producción de Not The Actual Events por Atticus Ross. Ambos llevan años colaborando en la creación de bandas sonoras para afamadas películas como La Red Social (2010) o Perdida (2014) -ambas del maestro David Fincher-. Y este pasado 2016 han estado muy atareados no con una, sino con dos bandas sonoras: la del documental de Leonardo DiCaprio Before the Flood, y la de la película Día de Patriotas.

Con total seguridad la razón de que Not The Actual Events sea un EP y no un larga duración no es otra que la falta de tiempo. La buena noticia es que, por lo que parece, Trent Reznor y Atticus Ros -el cual se ha incorporado como miembro oficial de Nine Inch Nails-, tienen planeado publicar más material del grupo en 2017. Y espero que esta vez sea un LP.

La última vez que Nine Inch Nails publicó un EP el disco que le siguió fue The Downward Spiral (1994) una obra maestra absoluta y uno de los mejores álbumes de los 90. ¿Peco de optimista si espero que ocurra algo similar en 2017?

Dejar un comentario