Nine Inch Nails vuelve con Add Violence

La semana pasada Nine Inch Nails volvió con la publicación de un nuevo EP: Add Violence. Se trata del segundo de lo que será finalmente una trilogía de EPs que empezó a finales del año pasado con Not The Actual Eventsdel que ya os hablé aquí-, y que culminará con otro lanzamiento a finales de año o, más probablemente, ya para 2018.

Tanto Add Violence como el anterior Not The Actual Events siguen el camino marcado previamente en el álbum Hesitation Marks (2013). Es decir, son continuistas y suponen poca evolución al respecto de este disco que, aunque bueno, ya supuso un bajón en su carrera.

Add Violence es más de lo mismo y, al igual que Not The Actual Events, más parece un disco de descartes de Hesitation Marks que otra cosa. En general el disco me deja bastante frío y me parece rutinario.

El EP consta de cinco temas. Se abre con Less Than, el primer single, con cuyo vídeo ilustro este post. Se trata de lo más parecido a un tema comercial que ha hecho Trent Reznor últimamente, y tanto en el sonido como en la parte visual del videoclip parece querer sumarse a la moda retro de la nostalgia por la década de los 80 que tan de moda está ahora. Lo cierto es que no es un gran tema, aunque se agradece que haya un tema accesible con el que agarrarse al disco.

El segundo, The Lovers -sí, voy a ir uno a uno, total, son solo cinco-, nos confirma que estamos totalmente en el terreno de Hesitation Marks. Sintetizadores modulares a saco y atmósferas al más puro estilo Nine Inch Nails de los últimos años. La pena es que esto lo hemos oído ya mil veces. Aún así la parte melódica de la canción es maja y salva el conjunto.

Llegamos a la canción central de Add Violence This Ins’t The Place, otro tema lento, casi en el mismo tempo en el anterior. Pero el cual es sin duda la mejor canción del álbum. Comienza con una larga introducción instrumental que va creciendo durante más de dos minutos hasta que entra la voz de Reznor. El tema no tiene un estribillo claro, pero tampoco hace falta. Aquí la clave está en el bajo. Como digo, la más interesante del disco.

Add Violence termina mejor que empieza, porque ahora llega Not Anymore que nos recuerda al Nine Inch Nails más agresivo de sus mejores tiempos. Grandes altibajos entre partes más desnudas, con menos presión sonora, y partes sobrecargadas e industriales. Un tema con el que es imposible no mover la cabeza.

Y llegamos al final de Add Violence con The Background World. Otra canción que encaja perfectamente en el rutinario continuismo del estilo de Hesitation Marks y cuyo núcleo tampoco es especialmente destacable. Lo singular es que la canción dura casi doce minutos, de los cuales cuatro son la canción en sí y los ocho restantes son una coda en la que se va repitiendo a modo de loop el riff de guitarra y la base rítmica una y otra vez. Eso sí, a cada vuelta más saturada y distorsionada. A mí estas cosas me encantan y me parece lo mejor del álbum, pero eso no salva a la canción en sí que es, como mínimo, floja.

Add Violence es solo para fans. Recomiendo escucharlo junto a Not The Actual Events como parte de un todo mayor. De hecho Trent Reznor ha insinuado que después de lanzar los tres EPs puede que los junte en un solo álbum, quizá con otro orden y con otra mezcla o versiones alternativas de los mismos. En cualquier caso por ahora todo parece indicar que será un Hesitation Marks parte 2.

Dejar un comentario