Narcos: la obra maestra de Netflix

Narcos: la obra maestra de Netflix

Netflix se consolida como un canal que apuesta por la calidad de las series que produce. Ya hablé aquí de “Strangers Things”, y en cuanto tenga un rato hablaré de la saga que están desarrollando junto a Marvel con “Daredevil”, “Jessica Jones” y las que están por venir. Pero hoy hablaré de la que creo que es, hasta la fecha, su serie más representativa, mejor conseguida y de mayor calidad: “Narcos“.

“Narcos”, que acaba de lanzar su segunda temporada, relata -de momento- la historia de Pablo Escobar, el mayor traficante de cocaína de Colombia entre los años 70 y 90 del siglo pasado, así como un despiadado terrorista y asesino. La historia de Escobar es fascinante en sí misma por la cantidad de hechos tan sorprendentes como disparatados que contiene. Pero la ficción que nos presenta Netflix, y que obviamente va más allá de los meros hechos reales, completa el relato dotándolo de una total credibilidad.

A ello contribuye que la serie esté rodada en escenarios reales de Colombia y además originalmente en español. Aquí vemos hasta qué punto está apostando Netflix por la calidad antes que por la comercialidad. En vez de pensar en el público angloparlante de los Estados Unidos -que tendrá que ver “Narcos” subtitulada- la productora se ha inclinado por respetar el idioma, los acentos y las localizaciones originales de los hechos. Esto último también es significativo: no tuvo que ser nada fácil, ni económico, desplazar a todo el equipo técnico y rodarla íntegramente en Colombia.

Quizá en cuanto al idioma se refiere lo menos conseguido es el acento del protagonista Pablo Escobar, encarnado por el actor brasileño Wagner Moura -lo conoceréis de las películas “Tropa de Élite” 1 y 2-. Moura tuvo que aprender español para la ocasión y su acento colombiano queda algo impostado y no acaba de encajar del todo. Y esto es lo peor que se puede decir de la actuación de Moura, que por lo demás es, al igual que su personaje, el centro de la serie en una interpretación sobresaliente.

Los otros protagonistas son los agentes de la DEA norteamericana Murphy y Peña, interpretados por Boyd Holbrook y Pedro Pascal respectivamente -a este último lo recordaréis de un papel en “Juego de Tronos”. Ambos están correctos en sus papeles, aunque sin destacar demasiado en mi opinión.

Es desde el punto de vista de Murphy desde el que se nos cuenta la historia por medio de una omnipresente voz en off que nos va relatando los entresijos de los acontecimientos. Quienes me conocéis sabéis que no me hacen ninguna gracia las voces en off, en general me parece cargantes e innecesarias, ya que todo se puede contar por medio de la imagen y la acción sin que haga falta explicárselo todo al espectador como si fuera tonto. Este caso no es la excepción: demasiada voz en off. Aún así tengo que reconocer que esta vez no me ha parecido tan irritante como en otras ocasiones.  Esto viniendo de mí es todo un cumplido.

En cuanto al apartado técnico tengo que decir que es impecable. Para “Narcos” los creadores han apostado por una estética lo más realista posible, nada de una fotografía recargada de esas tan de moda ahora, y por un montaje invisible. Todo eso, unido a lo que comentaba antes sobre el idioma y las localizaciones, hacen que te olvides que estás viendo una serie y te sumerjas en la historia, casi como si se tratase de un documental. Un enfoque acertadísimo. Además el ritmo es perfecto, los capítulos de casi una hora de duración pasan volados y es casi inevitable acabar viendo la serie del tirón -como fue mi caso-.

La productora acaba de anunciar que habrá dos temporadas más de “Narcos”. Las dos primeras cierran un ciclo y, aunque dejan la puerta abierta a lo que pueda venir, creo que han dejado el nivel muy alto. Cerrar la serie en este punto la convertiría sin duda en un clásico de culto. Dos temporadas más sobre unos personajes que quizá acaben no siendo tan interesantes como Pablo Escobar solo puede ir en detrimento de la serie. Espero equivocarme.

En cualquier caso hasta ahora todo funciona a la perfección en “Narcos”, y es sin duda la mejor serie de Netflix hasta la fecha, tanto es así que puede rivalizar con las mejores de los últimos tiempos. Absolutamente recomendable.

Dejar un comentario