Love of Lesbian saltan a una órbita menos accesible

Que Love of Lesbian es el mejor grupo de pop-rock español de la actualidad es algo que está fuera de toda duda. Desde que en 2005 con su disco “Maniobras de escapismo” abandonaran el inglés para hacer sus letras en castellano no han parado de crecer, tanto artísticamente como en público.

Pero fue con el lanzamiento de “1999” (2009) cuando de verdad alcanzaron la merecida popularidad de masas. Era aquel un disco singular, ya que por un lado se trataba de una obra conceptual a la vez que por otro representaba un claro salto cualitativo en el sonido de la banda, con una elaboración en la producción muy destacable.

Ahora Love of Lesbian nos acaban de presentar su quinto disco en español titulado “El poeta Halley“. Este sigue la estela tanto de “1999” como de “La noche eterna. Los días no vividos” (2012). No hay aquí un gran cambio de estilo, y también -como en los dos anteriores-, siguen apostando por álbumes que giran en torno a un concepto, a un leitmotiv argumental.

Pero aunque en una primera escucha no vamos a encontrar sorpresas, lo cierto es que “El poeta Halley” sí que es sustancialmente diferente a lo que nos tenían acostumbrados.

Y es que se trata de un disco muy contenido y reposado, un disco para escuchar tranquilamente. Algo raro si tenemos en cuenta que Love of Lesbian están en la cresta de la ola -hasta el punto de usar su música para populares anuncios de una marca de cervezas-.

Sin embargo Santi Balmes y compañía parece que han preferido frenar y hacer un disco más para ellos que para el gran público. Un paso arriesgado, y valiente.

Ya el primer tema con el que abren el álbum “Planeador” nos da una pista de por dónde van a ir los tiros: medios tiempos con letras reflexivas y autoreferentes sobre el amor, la poesía y el poeta que habla del amor.

En “El poeta Halleylas letras son en general mucho más serias que de costumbre. No encontramos aquí las habituales canciones “chorras” a los que nos tienen acostumbrados. Solo vemos algunas pinceladas de su particular sentido del humor en temas como “Psiconautas“, pero mucho más sutiles que en discos anteriores. Igual cuando en el tema “Los males pasajeros” dicen eso de: “Lo ves, soy el rey del chiste malo” se nota cierta melancólica autocrítica que marca el camino de este serio “poeta Halley”.

Musicalmente también es más conservador que los discos anteriores. Los arreglos y las estructuras de las canciones son más clásicos, más ceñidos a los cánones de la canción pop. Solo con la excepción de “Psiconautas” que es una canción de nueve minutos y medio con cierto punto progresivo. O con el tema con el que se cierra el disco “El poeta Halley“, de título homónimo, que cuenta al final con la colaboración de Joan Manuel Serrat recitando los versos de Santi.

El poeta Halleyes un disco maduro, sereno, consciente de sí mismo y, desde luego, valiente. Está lleno de grandes temas a la altura de lo mejor que han hecho los barceloneses. Enumeraría aquí los que más me gustan, pero es que son la mayoría, y para eso mejor decir que me encanta el disco entero y punto.

Este último álbum de Love of Lesbian va a gustar a los fans. Pero no es un disco comercial, al contrario, es más bien difícil. Hay que dedicarle tiempo para escucharlo y entrar en su órbita, que no es precisamente una órbita cercana al gran público.

Yo os lo recomiendo, y les agradezco a Love of Lesbian que no hayan tomado el camino fácil.

Dejar un comentario