Los responsables de La Torre Oscura han olvidado el rostro de su padre

Los responsables de La Torre Oscura han olvidado el rostro de su padre

Tenía ganas de ver La Torre Oscura, la película que adaptaba la famosa saga de libros del mismo nombre escrita por Stephen King. Sin embargo conforme se acercaba su estreno comencé a leer críticas devastadoras que la ponía por los suelos. Además descubrí los muchos problemas de producción por los que ha pasado, en especial el recorte de presupuesto. La cosa pintaba mal, y aún así fui a verla.

No sé si es quizá por el efecto de ir al cine con las expectativas muy bajas, pero lo cierto es que no me pareció tan mala. Aunque a ver, buena tampoco es. La Torre Oscura se trata de un entretenido producto veraniego sobre mundos paralelos, magos malísimos, niños especiales y pistoleros justicieros. Vaya, hemos visto cosas peores.

Se nota demasiado la falta de presupuesto, en especial a la hora de dotar al Mundo Medio creado por Stephen King de algo de profundidad y carisma. Al final parece más una película de serie B, aunque ese punto cutre le da también un aspecto ochentero que se acerca a las locuras sin mucho sentido que se hacían en aquella época. Y eso hoy en día está muy de moda.

Por lo demás el argumento no es muy original -es una película bastante típica-, se queda en la superficie sin explicar muchas de las cosas que plantea y se resuelve apresuradamente. Para ver si no tienes otra cosa mejor que hacer y olvidarla rápido. Por lo menos no se hace larga, ya que cuenta a su favor con un metraje muy ajustado de apenas hora y media. Una decisión acertada desde luego.

Y hasta aquí lo que se puede decir de la película para quien no haya leído los libros de Stephen King. Quienes sí lo hayan hecho y sean seguidores de la saga se van a quedar con un palmo de narices al ver la “adaptación”, por llamar a la película de alguna manera.

La Torre Oscura no tiene prácticamente nada que ver con los libros originales. Sí, salen algunos personajes -faltan otros fundamentales-; y sí, hay algunas localizaciones, algunas escenas y algún diálogo que se parece remotamente a algo que apareciera en los libros. Pero ya está.

La Torreo Oscura no es una adaptación de las novelas de Stephen King, sino un relato nuevo -y muy vulgar- basado en cuatro cosas sacadas al tuntún de dichos libros y reescritas completamente. Normal que quienes son seguidores de la saga hayan puesto el grito en el cielo, porque no tiene ningún sentido. Para eso mejor que hubieran hecho una película con otro título y que hubieran puesto “basada muy libremente en La Torre Oscura“.

Comprendo la dificultad de adaptar al cine algo tan ambicioso y extenso -y disparatado también- como La Torre Oscura de King. Pero seguro que existían una infinidad de opciones que habrían sido mejores. Como por ejemplo adaptar solo el primer libro y no hacer un batiburrillo inventado con cosas sueltas tomadas de aquí y de allá de toda la saga.

Lo que sí es imperdonable es corromper el espíritu de los personajes y de la historia. Y eso ocurre en la película dirigida de forma bastante pobre por Nikolaj Arcel. El protagonista de La Torre Oscura de Stephen King es el pistolero Rolando, y no el niño Jake. La película cambia el enfoque del relato de forma inexplicable. Pero además hay diálogos y escenas que son completamente impropias del personaje de Rolando Deschain. Como diría el pistolero: los responsables de La Torre Oscura han olvidado el rostro de su padre.

También ha habido mucha polémica porque Rolando estuviera encarnado por el actor negro Idris Elba, ya que se supone que el personaje es blanco -Stephen King se basó en Clint Eastwood para crear al pistolero-. Menuda chorrada racista por parte de quien la plantee. Hay transgresiones mucho peores al espíritu de los libros originales en la película que esa.

Idris Elba lo hace lo mejor que puede dentro del desaguisado general. Y Matthew McConaughey es el actor perfecto para hacer el Hombre de Negro. Una lástima que el sinsentido de esta reinterpretación de la historia vuelva vulgar a un personaje tan interesante. Matthew McConaughey poco podía hacer con el material con el que contaba. El que no me convence para nada es Tom Taylor en el papel de Jake, aunque quizá esto sea un prejuicio mío por la imagen que me había hecho de él al leer los libros.

No sé si habrá o no secuela que continúe la saga cinematográfica y profundice en el Mundo Medio, pero miedo me da.

Dejar un comentario